A dinner plate of pernil, sliced avocado, and arroz y gandules as part of Latinx festival foods to recreate at home.

BLOG: Recreating Meriden festival food favorites to fill pandemic void

BLOG: Recreating Meriden festival food favorites to fill pandemic void

BLOG: Recreating Meriden festival food favorites to fill pandemic void

The cancellation of both the Meriden Puerto Rican Festival and the Meriden Daffodil Festival due to the COVID-19 pandemic greatly disappointed many members of our community.

While we understood the cancellations were the safest route to take, we Meridenites couldn’t help but feel a certain emptiness as we recalled fond memories of festivals past. To some, the festivals are all about the vendors. To others, the crafts make or break a successful experience. Without a doubt, the biggest draw is the food.

While we weren’t able to experience the typical Meriden revelry of festival season this year, that doesn’t mean you can’t recreate a little piece of the fun at home.

Here’s a brief detailing of our “DIY festival food” experience:

The first step was choosing which foods to recreate. Recruiting a kitchen buddy makes the experience much more fun and is highly recommended. I roped my father into the fun and he decided we could make our DIY festival food idea into a family meal.

Growing up in Caguas, Puerto Rico provided him with intimate knowledge of the preparation of the culture’s most beloved dishes, making him instrumental to the success of our endeavor. We thought about which staples were our favorites, and settled on a couple classics.

Pernil, or pork shoulder, was what we decided on for the entree, with arroz con gandules, or rice and beans, sliced avocado, and tostones, or fried plantains, as the side dishes. Of course, we had to have a sweet beverage to go with our meal, and piña coladas seemed like the obvious choice! 

For our ingredients, we decided to head to C-Town, our go-to stop for Puerto Rican spices and goods. We had a blast dancing through the aisles choosing our produce, and left with everything we needed for our feast. 

Once home, we got right down to business. The first step was to slice the green plantains and place them in salt water. The tostones are best when made from pre-soaked plantains. The pernil was the next dish we worked with, and the one that required the most attention. This delicacy takes about four hours to cook at 200 degrees, and that doesn’t include the prep time that comes before. 

After seasoning the meat and placing it in the oven, our focus shifted to the arroz con gandules. This aspect of our meal also includes meat preparation. A main ingredient to this side dish’s success is salt pork, which must be intricately sliced and added to the mix.

Next up, we transformed the plantain slices into flat, fried morsels. While some households have a tool specifically for squishing down the slices, we simply used a can of tomatoes to get the job done. Next, slicing an avocado was a quick and easy task that added a healthy side to the otherwise indulgent meal.

Finally, combining ice, our sweet coconut milk, and fresh pineapple into a delicious piña colada blend resulted in the perfect treat for our DIY festival meal.

While we have much to look forward to next year, we still have a long way to go before we’ll find ourselves at the Meriden Puerto Rican or Daffodil festivals. In the meantime, why not try making your own favorites at home? This past year has been one full of new activities. Maybe it’s time for you to add “festival food extraordinaire” to your growing list of new skills!

 

La cancelación tanto del Festival Puertorriqueño de Meriden como del Festival del Narciso de Meriden debido a la pandemia de COVID-19 decepcionó enormemente a muchos miembros de nuestra comunidad. Si bien entendimos que la cancelación era la ruta más segura a seguir, los meridenitas no pudimos evitar sentir un cierto vacío al recordar gratos recuerdos de festivales pasados. Para algunos, los festivales tienen que ver con los vendedores. Para otros, las manualidades hacen o deshacen una experiencia exitosa. Sin duda, el mayor atractivo de los festivales es la comida. Si bien no pudimos experimentar el típico jolgorio de Meriden de la temporada de festivales este año, eso no significa que no puedas recrear un pedacito de diversión en casa. Aquí hay un breve detalle de nuestra experiencia de "comida de festival de bricolaje"

El primer paso fue elegir qué alimentos recrear. ¡Reclutar a un compañero de cocina hace que la experiencia sea mucho más divertida y es muy recomendable! Metí a mi padre en la diversión, quien decidió que podíamos convertir nuestra idea de comida del festival de bricolaje en una comida familiar. Al crecer en Caguas, Puerto Rico le brindó un conocimiento íntimo de la preparación de los platos más queridos de la cultura, ¡lo que lo convirtió en un instrumento fundamental para el éxito de nuestro esfuerzo! Pensamos qué alimentos básicos eran nuestros favoritos y nos decidimos por un par de clásicos. Pernil fue lo que decidimos para el plato principal, con arroz con gandules, aguacate en rodajas y tostones como guarniciones. Por supuesto, teníamos que tener una bebida dulce para acompañar nuestra comida, ¡y las piñas coladas parecían la elección obvia!

Para nuestros ingredientes, decidimos dirigirnos a C-Town, nuestra parada de referencia para las especias y productos puertorriqueños. Nos divertimos bailando por los pasillos eligiendo nuestros productos y nos fuimos con todo lo que necesitábamos para nuestro banquete.

Una vez en casa, nos pusimos manos a la obra. El primer paso fue cortar los plátanos verdes en rodajas y colocarlos en agua salada. Los tostones son mejores cuando están hechos con plátanos previamente remojados. El pernil fue el siguiente plato con el que trabajamos y el que más atención llamó. Este manjar tarda unas cuatro horas en cocinarse a 200 grados, ¡y eso no incluye el tiempo de preparación que viene antes! Después de sazonar la carne y colocarla en el horno, nuestro enfoque se centró en el arroz con gandules. Este aspecto de nuestra comida también incluye la preparación de la carne. Un ingrediente principal para el éxito de esta guarnición es la carne de cerdo salada, que debe cortarse en rodajas intrincadas y agregarse a la mezcla. A continuación, transformamos las rodajas de plátano en bocados planos y fritos. Si bien algunos hogares tienen una herramienta específica para aplastar las rodajas, ¡simplemente usamos una lata de tomates para hacer el trabajo! Luego, cortar un aguacate fue una tarea rápida y fácil que agregó un lado saludable a la comida que de otro modo sería indulgente. Finalmente, la combinación de hielo, nuestra dulce leche de coco y piña fresca en una deliciosa mezcla de piña colada resultó en el regalo perfecto para nuestra comida festiva de bricolaje.

Si bien tenemos mucho que esperar el próximo año, todavía tenemos un largo camino por recorrer antes de que nos encontremos en el Meriden Puerto Rican o Daffodil Festival. Mientras tanto, ¿por qué no intentar hacer sus propios platos favoritos en casa? Este último año ha estado lleno de nuevas actividades. Tal vez sea hora de que agregue "comida de festivales extraordinaria" a su creciente lista de nuevas habilidades.

Francesca Fontánez is a Meriden-based journalist, educator, and creative. A graduate of both the University of New Haven and the University of Bridgeport, she is happy to be back in Meriden writing about the city she loves. When she's not helping out in the English department at Maloney High School, she's either exploring the Eastern seaboard for her lifestyle blog (@east_side_vibes_ on Instagram) or working on music for her band, Cessa and The Zach . Email Francesca at eastsidevibeswithcess@gmail.com with tips on what you want to read about next, or just to say hi! 



@rjfoodanddrink

If you’re missing CT festivals, @east_side_vibes fills the void with this food ##puertoricanfest ##festivals ##spanishfood ##pernil ##foodie ##cookingtiktok

♬ Los Parceros (Mariachi) - AtuedadVaSegui

La cancelación tanto del Festival Puertorriqueño de Meriden como del Festival del Narciso de Meriden debido a la pandemia de COVID-19 decepcionó enormemente a muchos miembros de nuestra comunidad. Si bien entendimos que la cancelación era la ruta más segura a seguir, los meridenitas no pudimos evitar sentir un cierto vacío al recordar gratos recuerdos de festivales pasados. Para algunos, los festivales tienen que ver con los vendedores. Para otros, las manualidades hacen o deshacen una experiencia exitosa. Sin duda, el mayor atractivo de los festivales es la comida. Si bien no pudimos experimentar el típico jolgorio de Meriden de la temporada de festivales este año, eso no significa que no puedas recrear un pedacito de diversión en casa. Aquí hay un breve detalle de nuestra experiencia de "comida de festival de bricolaje"

El primer paso fue elegir qué alimentos recrear. ¡Reclutar a un compañero de cocina hace que la experiencia sea mucho más divertida y es muy recomendable! Metí a mi padre en la diversión, quien decidió que podíamos convertir nuestra idea de comida del festival de bricolaje en una comida familiar. Al crecer en Caguas, Puerto Rico le brindó un conocimiento íntimo de la preparación de los platos más queridos de la cultura, ¡lo que lo convirtió en un instrumento fundamental para el éxito de nuestro esfuerzo! Pensamos qué alimentos básicos eran nuestros favoritos y nos decidimos por un par de clásicos. Pernil fue lo que decidimos para el plato principal, con arroz con gandules, aguacate en rodajas y tostones como guarniciones. Por supuesto, teníamos que tener una bebida dulce para acompañar nuestra comida, ¡y las piñas coladas parecían la elección obvia!

Para nuestros ingredientes, decidimos dirigirnos a C-Town, nuestra parada de referencia para las especias y productos puertorriqueños. Nos divertimos bailando por los pasillos eligiendo nuestros productos y nos fuimos con todo lo que necesitábamos para nuestro banquete.

Una vez en casa, nos pusimos manos a la obra. El primer paso fue cortar los plátanos verdes en rodajas y colocarlos en agua salada. Los tostones son mejores cuando están hechos con plátanos previamente remojados. El pernil fue el siguiente plato con el que trabajamos y el que más atención llamó. Este manjar tarda unas cuatro horas en cocinarse a 200 grados, ¡y eso no incluye el tiempo de preparación que viene antes! Después de sazonar la carne y colocarla en el horno, nuestro enfoque se centró en el arroz con gandules. Este aspecto de nuestra comida también incluye la preparación de la carne. Un ingrediente principal para el éxito de esta guarnición es la carne de cerdo salada, que debe cortarse en rodajas intrincadas y agregarse a la mezcla. A continuación, transformamos las rodajas de plátano en bocados planos y fritos. Si bien algunos hogares tienen una herramienta específica para aplastar las rodajas, ¡simplemente usamos una lata de tomates para hacer el trabajo! Luego, cortar un aguacate fue una tarea rápida y fácil que agregó un lado saludable a la comida que de otro modo sería indulgente. Finalmente, la combinación de hielo, nuestra dulce leche de coco y piña fresca en una deliciosa mezcla de piña colada resultó en el regalo perfecto para nuestra comida festiva de bricolaje.

Si bien tenemos mucho que esperar el próximo año, todavía tenemos un largo camino por recorrer antes de que nos encontremos en el Meriden Puerto Rican o Daffodil Festival. Mientras tanto, ¿por qué no intentar hacer sus propios platos favoritos en casa? Este último año ha estado lleno de nuevas actividades. Tal vez sea hora de que agregue "comida de festivales extraordinaria" a su creciente lista de nuevas habilidades.

More From This Section