Former city teacher recalls career in education

Una ex maestra de Meriden recuerda su carrera en educación

para español haga clic aquí


reporter photo

MERIDEN — When 75-year-old Carmen Santiago Wisneski was a little girl, she decided she wanted to be a teacher to be better off financially. 

As she grew older, she developed a passion for education.

When she was five years old she attended a school in Puerto Rico with children from upper class families. She walked to school while those children were picked up, eventually deciding she wanted a good job.  

“I saw the difference in the way people lived,” Wisneski said. “I just thought that their way somehow seemed better than the people in the neighborhood where I lived.”

Soon she started to play teacher with her sisters. 

Wisneski moved to Meriden from Puerto Rico with her family in 1953 when she was seven-years-old. 

One person who inspired her to be an educator was a nun at Stanislaus School, who always encouraged her to stay after school to learn English.

Another was a friend she met in fifth grade. The girl read a lot and started to take Wisneski to the library, picking out books for Wisneski to read.

“When I got to high school, I already knew a lot of the stuff because I had read everything once or twice,” Wisneski said.

She was placed in advanced classes at Platt High School.

After Wisneski graduated college, she became a Spanish teacher at Maloney High School, where she worked for 10 years and met her husband, who was also a teacher. She stayed after school every day to help students, including those who had English as a second language.

She also worked at Middlesex Community College Meriden campus in various roles.

When she and her husband Jerry Wisneski initially got married, they lived in Meriden but in 1976 bought a house on the Middletown-Berlin line because they wanted to farm.

The couple were educators in the Upward Bound program at Wesleyan University. They raised crops that students in the program sold to help disadvantaged children.

Wisneski retired after teaching for 10 years at Windsor High School.

Although her husband Jerry Wisneski, 77, is of Polish heritage, their children have also embraced their Puerto Rican heritage. They celebrate Three Kings Day in January and often cook traditional Latino dishes at home.

The couple has been married for 47 years. After retirement, they enjoyed traveling and hope to resume when the pandemic subsides. 

ksantos@record-journal.com203-317-2364Twitter: @KarlaSantosNews


MERIDEN - Cuando Carmen Santiago Wisneski, de 75 años, era una niña, decidió que quería ser maestra para tener una mejor situación económica.

Al crecer, desarrolló una pasión por la educación.

Cuando ella tenía cinco años, asistió a una escuela donde habían niños de familias de clase alta en Puerto Rico. Ella caminaba a la escuela, mientras a los otros niños los recogían sus padres. Eventualmente decidió que quería un buen trabajo.

“Veía la diferencia en la manera en la cual vivían las personas,” dijo Wisneski. “Me parecía que su estilo de vida era mejor que el de las personas en el vecindario donde yo vivía.”

Pronto, comenzó a jugar a la maestra con sus hermanas.

Wisneski se mudo de Puerto Rico a Meriden con su familia en 1953, cuando tenía siete años.

Una persona que la inspiró a ser educadora fue una monja en Stanislaus School, quien siempre la animó a quedarse después de la escuela para aprender Inglés.

Otra fue una amiga que conoció en el quinto grado. La niña leía mucho y empezó a llevarse a Wisneski con ella a la biblioteca, donde escogía libros para que Wisneski leyera.

“Cuando entré a la escuela superior/preparatoria, ya sabía mucho porque había leído todo una o dos veces,” dijo Wisneski.

La colocaron en cursos avanzados en Platt High School.

Después que Wisneski se graduó de la universidad, se convirtió en maestra de Español en Maloney High School, donde trabajó por 10 años y donde conoció a su esposo, quien también era un maestro. Todos los días, se quedaba después de la escuela para ayudar a los estudiantes, incluyendo aquellos que tenían Inglés como segundo idioma.

También trabajó en diferentes puestos en la sucursal de Meriden de Middlesex Community College.

Cuando su esposo y ella estaban recién casados, vivían en Meriden, pero en 1976 ellos compraron una casa en la línea de Middletown-Berlin, porque querian ser agricultores.

La pareja también trabajó como educadores en el programa Upward Bound en Wesleyan University. Ellos cultivaban cosechas que los estudiantes del programa vendían para ayudar a niños en desventaja.

Wisneski se retiró después de ser maestra en Windsor High School por 10 años.

Aunque su esposo Jerry Wisneski, de 77 años, es de descendencia Polaca, sus hijos también han valorado su herencia Puertorriqueña. Ellos celebran el Día de los Reyes en Enero y frecuentemente cocinan platos tradicionales Latinos en su hogar.

La pareja ha estado casada por 47 años. Después de su retiro, a ellos les gustaba viajar, y es algo que esperan poder continuar una vez que la pandemia desaparezca.

Traducción por Lizandra Mejías-Salinas, Comunidad Hispana de Wallingford.


Get text updates and talk to reporters with our Latino News Now texts. We promise not to spam you!
Advertisement

More From This Section

Advertisement