Meriden native recounts her journey leading to Superior Court bench

Nativa de Meriden nos cuenta acerca su trayectoria a la magistratura en el Tribunal Superior

para español haga clic aquí


reporter photo

MERIDEN — Since her nomination as a Superior Court judge, Gladys Idelis Nieves has found her new role rewarding. 

Nieves said takes pride in being able to serve the community. She was assigned to criminal and family court at the Waterbury courthouse in May. 

Gov. Ned Lamont nominated 15 jurists on Feb. 17 to fill vacancies on the Superior Court bench.

“I am proud today to announce one of the most diverse classes of judicial nominations in our state’s history,” Lamont said in a statement. “This class of women and men bring with them a diverse background of experience and qualifications that meet the high standards that the residents of Connecticut deserve to have serving in leadership positions in the court system.”

While it is something she enjoys, Nieves said she has learned a lot during these past few months. Some days may be challenging due to the adjustment, but it’s not something she takes for granted. 

“I want to inspire other youth to follow their passions,” she said. 

Prior to her nomination, Nieves was a Family Support Magistrate in the state Judicial Branch for seven years. Prior to that, she served as a sole proprietor where she represented children and parents involved in neglect and child abuse proceedings and termination of parental rights.

Nieves’ parents came from Puerto Rico to Meriden in the 1950s. She was born and raised in the city and graduates from Platt High School in 1990. 

Nieves received her Bachelor of Arts in Sociology from Yale University. It was not until two years after graduation that she decided to go into law after working in the New York County District Attorney’s office as a paralegal in the special victims unit. 

“I wasn’t convinced I was going to be a lawyer. I was lucky enough to get that job and fell in love with the law,” she said. 

Nieves attended NYU Law school because it had a strong public interest program. 

“I was drawn to being a resource for families who needed help. Either solving a case or just being a resource for what legal options they had to try and better themselves, it was a way I could work with people,” she said.

Nieves came back to Connecticut from New York in 2004 to be closer to her family and began to work as a senior staff attorney. 

Nieves said her inspiration came from seeing her parents and everything they did for her. This made her want to help other families. 

As part of Nieves wanting to inspire youth, she wants children to know everyone has a gift. She wants people to pursue their passions and make sure to nurture their gifts. 

“I want the youth to understand that it’s OK if you don’t know what it is that you want to do. What I think is important is that you always try. Reach out to teachers and resources in the community so they can help you,” she said. 

Brother Julian Nieves, a physician at University of Connecticut School of Medicine, said the family is very proud of her. 

“It seemed like a perfect fit. Connecticut really wins here,” he said. 

jdiaz@record-journal.com203-317-2386Twitter: @jarelizz


MERIDEN - Desde que fue nominada como jueza del Tribunal Superior, Gladys Idelis Nieves ha encontrado su nuevo cargo muy gratificante.

Nieves dijo que ella se enorgullece de poder servir a la comunidad. Ella fue asignada a la corte penal y familiar en el tribunal de Waterbury en Mayo.

El Gobernador Lamont nombró a 15 juristas el 17 de febrero para llenar los puestos vacantes en la sala del Tribunal Superior.

“Estoy orgulloso de anunciar una de las clases de nominaciones judiciales más diversas en la historia del estado,” Lamont dijo en una declaración. “Esta clase de de damas y caballeros traen consigo diversos orígenes de experiencia y calificaciones que cumplen con las normas rigurosas que los residentes de Connecticut merecen tener sirviendo en posiciones de liderazgo en el sistema judicial.”

A pesar que esto es algo que ella disfruta, Nieves comentó que ha aprendido muchísimo durante estos últimos meses. Algunos días pueden ser difíciles debido al cambio, pero no es algo que ella da por hecho.

“Quiero inspirar a otros jóvenes a seguir su pasión,” ella dijo.

Antes de ser nominada, Nieves fue una jueza de Apoyo a la Familia en el Poder Judicial estatal por siete años. Anteriormente a eso, ella sirvió como propietaria única, donde representaba a niños y padres envueltos en procesos judiciales de negligencia y abuso de niños y cancelación de derechos parentales.

Los padres de Nieves vinieron de Puerto Rico en los años 1950. Ella nació y creció en la ciudad de Meriden y se graduó de Platt High School en 1990.

Nieves recibió su Bachillerato de Artes en Sociología de Yale University. No fue hasta dos años después de su graduación que decidió estudiar derecho, después de trabajar en la oficina del Fiscal del Distrito del Condado de Nueva York como asistente jurídico en la Unidad de Víctimas Especiales.

“No estaba segura de que iba a ser abogada. Tuve suficiente suerte que me dieron un trabajo y me enamoré de la ley,” ella dijo.

Nieves asistió al NYU Law School porque tenía un programa fuerte de interés público.

“Me atrajo el ser un recurso para las familias que necesitaban ayuda. El resolver un caso o solo el ser un recurso de las opciones legales disponibles para que ellos pudieran intentar superarse, esa era una manera en la cual podía ayudar a las personas,” ella dijo.

Nieves regresó a Connecticut de Nueva York en 2004 para estar más cerca de su familia y comenzó a trabajar como abogada asociada.

Nieves dijo que su inspiración fueron sus padres y todo lo que ellos hicieron por ella. Esto la inspiró a querer ayudar a otras familias.

Como parte del deseo que Nieves tiene de ayudar a los jóvenes, ella quiere que los niños sepan que todos tienen un don. Ella quiere que las personas sigan lo que les apasiona y que se aseguren de fomentar sus dones.

“Quiero que los jóvenes entiendan que está bien si ellos no saben lo que quieren hacer. Lo que es importante es que siempre lo intenten. Busca ayuda de los maestros y los recursos en la comunidad para que ellos te ayuden,” ella dijo.

Su hermano Julian Nieves, médico en la University of Connecticut School of Medicine, dijo que la familia está muy orgullosa de ella.

“Parece ser una opción ideal. Connecticut termina ganando aquí,” el dijo.

Traducción por Lizandra Mejías-Salinas, Comunidad Hispana de Wallingford.


Advertisement

More From This Section

Advertisement